Recetas tradicionales

Prueba de sabor: los mejores jugos de arándano y granada

Prueba de sabor: los mejores jugos de arándano y granada

Luz de cocción El personal probó 21 jugos de granada y arándano, todos jugo 100% y ninguno concentrado.

Compruebe el azúcar, ¿reducir a la mitad la porción? Limite las opciones a aquellos con 35 g de azúcar por 8 onzas. Y considere: la mayoría de las botellas enumeran una porción de jugo en 8 onzas, pero la definición del USDA es solo 4 onzas.

JUGO DE ARÁNDANO: GANADOR: Ocean Spray 100% jugo de mezcla de arándanos, $ 4 (cuatro botellas de 12 onzas)
Cran recto frunciría a un zombi; Definitivamente se necesita un poco de edulcorante. Esto obtiene dulzura del jugo de uva, pero el cran con tarta de limón sigue siendo la estrella.

Comer sano debería ser delicioso.

Suscríbase a nuestro boletín diario para obtener más artículos excelentes y recetas sabrosas y saludables.

JUGO DE GRANADA: GANADOR: POM maravilloso, $ 4 (16 onzas)
El costoso pero intenso sabor a pompón y el magnífico color granate capturan el alma de esta delicada y tánica joya de una fruta.

POMEGRANATE CON UN PRESUPUESTO: GANADOR: Manzana y Eva Orgánica, $ 3.75 (48 onzas)
En realidad, una mezcla de frutas múltiples: los jugos de uva, manzana y pera brindan dulzura (y ayudan a reducir los costos), pero el sabor a pompón se destaca.


10 jugos saludables que puedes preparar para mantenerte con energía y productivo

¿Buscas más energía durante el día? ¿Alguna vez ha intentado beber más jugo? No, no estamos hablando de jugos de desayuno como naranja o manzana. Hay opciones mucho mejores para cuando desee beber algo dulce durante el día en lugar de café o refrescos. Hacer jugos en casa es más fácil que nunca con las asequibles máquinas exprimidoras. Estas son algunas de mis opciones de jugo favoritas:

Jugo de zanahoria

Las zanahorias contienen altos niveles de betacaroteno y # 8211 un antioxidante que puede ayudar a oxigenar la sangre, el cerebro y los tejidos corporales. Necesitará de 5 a 10 zanahorias dependiendo de su tamaño para un vaso lleno de jugo.

Jugo de frutas y nueces

Combine 1 taza de jugo de manzana recién exprimido con 1 plátano, 1 cucharada. de trigo, arroz o salvado de avena y de ocho a 12 almendras. Licue bien, agregando agua para obtener el sabor y la consistencia deseados.

Jugo de remolacha

El jugo de remolacha es una de las fuentes dietéticas más ricas en antioxidantes y nitratos que pueden mejorar la presión arterial y el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluidos el cerebro, el corazón, los músculos y más. Solo necesitará una o dos remolachas. Agregue jugo de manzana fresco al gusto para darle más dulzura.

Jugos verdes

La clorofila, el pigmento verde de las plantas, ayuda a oxigenar la sangre, lo que aumenta la función cerebral y la energía física. La receta de ejemplo podría ser 1 pepino grande, 8 tallos de apio, 1 puñado de col rizada, 1 puñado de espinacas, 1 puñado de perejil, 1/4 de limón y 1 pieza de jengibre.

Jugo de granada

Tiene un alto contenido de azúcar y calorías, pero ofrece una abundante dosis de antioxidantes. Estas sustancias parecen proteger la función cerebral y pueden prevenir el cáncer. Necesitarás 1 granada entera. Incluso si sabe un poco agrio, evite agregar azúcar como dicen muchas recetas.

Jugo de arándano

Los arándanos están llenos de vitamina C, que es vital para un sistema inmunológico saludable. Es posible que desee agregar algunas manzanas con los arándanos para agregar sabor y dulzura.

Jugo de arándano

Además de su acción antioxidante, los arándanos contienen mucha vitamina C, minerales y fibras. Use una taza de bayas.

Zumo de cereza

Además de aportar una gran cantidad de antioxidantes, las cerezas tienen propiedades antiinflamatorias que son muy buenas para usted.

Jugo de Acai Berry

La pulpa de acai tiene una mayor concentración de antioxidantes que los arándanos, moras, fresas o arándanos. Las bayas a menudo se convierten en pulpa, en polvo o en forma líquida concentrada antes de ser transportadas. Por lo general, puede encontrar la mayoría de estas cosas en cualquier tienda de alimentos naturales.

Jugo de uva roja

Las uvas rojas contienen potentes antioxidantes, flavonoides # 8212 y resveratrol. La clave es utilizar toda la uva & # 8212 semillas, piel y todo.


El mejor momento para beber jugo | Cuándo beber jugo

A pesar de todos sus probados beneficios para la salud, los jugos todavía se tambalean peligrosamente en el precipicio de lo desconocido para muchos de nosotros. Por ejemplo, es posible que sea un ávido exprimidor, pero aún no obtenga los beneficios óptimos de los jugos. ¿Es mejor beber su jugo con una comida o antes de una comida? ¿Antes o después de hacer ejercicio? ¿O con el estómago vacío?

Todo comienza a ser confuso cuando se trata del mejor momento para beber jugo. Cuando come (o en este caso, bebe), también conocido como horario de comida, puede ser tan importante como lo que come o bebe.

Este es un hecho ampliamente aceptado, pero continuaré explicando por qué. Por un lado, los nutrientes de los jugos se absorben rápidamente cuando bebe jugo con el estómago vacío por la mañana. Si disfruta de su jugo con una comida, este proceso lleva más tiempo y es posible que algunos nutrientes no se absorban por completo.

Si es un bebedor de café, asegúrese de beber su jugo al menos una hora antes o después de su café, ya que la acidez del café anulará los efectos alcalinizantes del jugo. Idealmente, debería intentar reemplazar el café por completo con jugo fresco, que puede ser igualmente energizante.

En términos generales, lo mejor es beber jugos de frutas en la primera mitad del día, ya que proporciona los carbohidratos complejos que le dan energía. Los alimentos con carbohidratos complejos convierten la glucosa en energía lentamente, brindándole un suministro de energía constante durante todo el día. Para la segunda mitad del día, beba sus jugos de vegetales verdes o jugos mixtos de frutas y vegetales.

Por supuesto, los beneficios de los jugos se aplican sin importar a qué hora del día bebas un jugo. Pero la mañana es el mejor momento para obtener el máximo beneficio.

La fruta se digiere en su cuerpo muy rápido. Si combinas jugo de frutas con una comida copiosa, lo que pasa es que se digieren en diferentes momentos. Esto puede provocar reflujo ácido o indigestión. Sin embargo, las frutas y verduras generalmente funcionan bien juntas. Entonces, si prefiere tomar un jugo con una comida, combínelo con una ensalada de vegetales verdes o un simple plato de vegetales crudos. Esto proporciona el efecto más alcalinizante.

Existe un mito común de que no debes comer antes de hacer ejercicio. Esto se debe a la creencia de que su cuerpo aprovechará sus reservas de grasa si no hay alimentos disponibles para quemar primero y, al hacerlo, perderá peso más rápido y quemará más calorías.

Sin embargo, su cuerpo necesita combustible para proporcionar energía para su entrenamiento, ya sea que esté haciendo un entrenamiento cardiovascular o levantando pesas. Los jugos pueden ser una manera rápida y fácil de obtener el combustible que aumenta la energía que su cuerpo necesita para un entrenamiento efectivo. También le proporciona nutrientes para mantener su vigor y resistencia.

Por supuesto, una bebida después del entrenamiento puede ser tan importante como la que se toma antes del entrenamiento. Después del ejercicio, ha agotado sus niveles de electrolitos y reservas de glucógeno o azúcar y es necesario reemplazarlos. La mayoría de los atletas toman una bebida deportiva o se llenan de alimentos grasos, pero la mejor opción es un vaso de jugo recién exprimido.

No solo le proporcionará energía inmediata, sino que repondrá los nutrientes perdidos durante una actividad intensa, por lo que está en la lista del mejor momento para beber jugo. Los jugos también contienen carbohidratos, electrolitos y aminoácidos, que ayudan a que sus músculos se recuperen después de un entrenamiento.


Recetas fabulosas de zumos de frutas. & # xa0Igual que los dulces.

Se recomienda que el jugo de frutas se mantenga a un mínimo de 1 vaso al día debido al contenido de azúcar.

Sin embargo, no dejes que esto te detenga, están llenos de bondad al igual que las verduras, y tienden a tener una dosis más alta de todos esos importantes antioxidantes para mantenerme joven.

La mayoría de estas recetas tienen verduras mezcladas, pero en su mayoría son frutas. Creo que cuanto más simple sea la receta del jugo de frutas, mejor. ¡Parece que la tendencia últimamente se inclina a complicar los hermosos sabores naturales de la comida!

No soy una chica de recetas exactas. Si necesita más jugo de fruta, agregue más fruta a su receta. Si necesita menos, modifique la receta en consecuencia.

¿Se pregunta qué podría agregar a sus recetas de jugo de frutas para que sea aún más bueno para usted? Intente agregar estos & # xa0 aditivos naturales para recargar su jugo


El jugo de sandía ofrece un sabor delicadamente dulce y suave. El jugo de frambuesa, por otro lado, es fuerte y atrevido. A pesar de sus diferencias, los dos se funden en un dulce dúo rosa. El suave jugo de sandía suaviza el sabor a veces demasiado intenso de las frambuesas. También proporciona un líquido más puro al jugo de frambuesa, que a veces puede ser demasiado espeso y difícil de beber rápidamente.

El jugo de piña y pera funcionan juntos de manera similar al jugo de sandía y frambuesa. La rica dulzura del jugo de pera corta el sabor intensamente ácido del jugo puro de piña. Como resultado, la mezcla es sabrosa y compleja, pero no abrumadora.


Jugos saludables que debe incluir durante el embarazo

A continuación se muestra la lista de 13 jugos que puede incluir durante el período de embarazo. Proporcionan la mayor parte de la salud y la nutrición para usted y su bebé en desarrollo.

1. Jugo de naranja:

  • Rica fuente de vitamina C, un potente antioxidante que estimula su sistema inmunológico.
  • Aporta sodio y potasio que equilibran los niveles de líquidos en el cuerpo.
  • La vitamina B6 y el folato favorecen el desarrollo del cerebro fetal.
  • El contenido de fibra trata los problemas estomacales como el estreñimiento, la hinchazón y otras molestias intestinales.
  • Aumenta el valor del pH de la orina, por lo tanto protege el riñón y la vejiga.
  • Calma la piel proporcionando suficiente humedad y previene el acné del embarazo.
    Contiene varios carotenoides que brindan protección contra la inflamación, el estrés oxidativo y mejoran la visión.

Cómo hacer:

  • Apriete ligeramente o enrolle las naranjas firmemente con las palmas de las manos sobre el mostrador de la mesa.
  • Pelarlos y cortarlos en cuatro partes.
  • Mezclar en un molinillo o exprimidor. Si está demasiado seco, agregue suficiente agua y un poco de edulcorante al gusto.
  • Si no quieres la pulpa, cuela el jugo.
  • Disfruta del vaso de zumo de naranja recién exprimido y sin pasteurizar

2. Jugo de arándano:

  • Compuesto en un 90% de agua, una ingesta regular te mantendrá hidratado.
  • Los altos niveles de antioxidantes ayudan a combatir la inflamación y protegen al cuerpo del daño de los radicales libres.
  • Evita que las bacterias crezcan en el intestino gastrointestinal y refuerza los niveles inmunológicos.
  • El alto contenido de fibra dietética actúa contra el estreñimiento que es común al principio del embarazo.
  • Trata problemas dentales como caries, caries y formación de placa.
  • Actúa como diurético natural y previene los edemas.

Cómo hacer:

  • Tome agua en una cacerola grande y agregue los arándanos. Hervirlos.
  • Baje la llama y hierva hasta que las bayas se ablanden y revienten.
  • Filtra el jugo con un paño de muselina o un colador.
  • Puede agregar azúcar o miel si el jugo es agrio.
  • También puedes combinarlo con algún otro jugo de frutas para realzar su sabor.

3. Jugo de zanahoria:

  • Rica fuente de betacaroteno que ayuda a mejorar la visión de la madre y el feto.
  • La vitamina C ayuda a la producción de colágeno en la piel y los huesos, y también actúa como antioxidante para eliminar los radicales libres.
  • El potasio normaliza los latidos del corazón, mejora la circulación sanguínea y previene los calambres musculares.
  • Rica en fibra, ayuda a tratar el estreñimiento y facilita la digestión.

Cómo hacer:

  • Lave y frote las zanahorias para eliminar la suciedad y cualquier residuo.
  • Cortar en trozos pequeños y agregar a una licuadora o exprimidor.
  • Agregue agua para que la licuadora se mueva sin problemas.
  • Tenlo fresco.

4. Jugo de piña:

  • La bromelina en el jugo de fruta actúa como un anticoagulante natural, lo que ayuda a reducir la presión arterial y también previene la formación de coágulos sanguíneos.
  • Rica fuente de vitamina C que ayuda a estimular la inmunidad, repara el daño celular y produce colágeno.
  • El manganeso fortalece los huesos y reduce el riesgo de osteoporosis.
  • La vitamina B1 regula el sistema nervioso, el corazón y es útil para el funcionamiento de los músculos.
  • La presencia de fibra dietética ayuda a prevenir el estreñimiento.
  • El cobre ayuda en la producción de glóbulos rojos y es esencial para la formación del corazón fetal.
  • El aroma del jugo activa el estado de ánimo y reduce los signos de ansiedad y depresión.

Cómo hacer:

  • Pelar y picar la piña en trozos pequeños.
  • Póngalos en una licuadora y agregue agua y azúcar.
  • Recoja el jugo claro filtrándolo a través de un colador.
  • Agregue agua si el jugo está muy espeso.
  • Espolvorea un poco de sal negra, y esto es opcional.
  • Tómelo fresco con algunas hojas de menta cubiertas.

5. Jugo de remolacha:

  • Mejora los niveles de hemoglobina, por lo tanto, reduce el riesgo de anemia durante el embarazo.
  • Rica en vitamina C que ayuda a la absorción de hierro.
  • El ácido fólico ayuda al desarrollo fetal y reduce el riesgo de malformaciones congénitas.
  • Cargado con betalaína, un jugo de remolacha inflamatorio que reduce el dolor causado por los edemas.
  • Excelente fuente de calcio y previene el riesgo de osteoporosis.
  • El potasio ayuda a equilibrar los electrolitos y ayuda a regular el metabolismo.

Cómo hacer:

  • Lavar las remolachas y pelarlas.
  • Cortar en trozos pequeños y ponerlos en una licuadora o exprimidor
  • Haga un puré hasta que quede suave, agregue azúcar y agua y mezcle nuevamente.
  • Puede agregar limón para realzar su sabor.
  • Tenlo fresco.

6. Jugo de ciruela:

  • Excelentes fuentes de fibra dietética que necesita durante el embarazo.
  • Contiene sorbitol y componentes fenólicos que ofrecen propiedades laxantes.
  • Ayuda a controlar el estreñimiento y restaura las deposiciones.
  • Buena fuente de hierro y, por lo tanto, ayuda a corregir la deficiencia de hierro y previene la anemia.
  • El potasio ayuda a controlar la presión arterial, la depresión y la tensión.
  • Bueno para fortalecer el sistema inmunológico y evita los signos de fatiga.
  • Útil para tratar los calambres y dolores que suele experimentar durante el embarazo.

Cómo hacer:

  • Tome una taza de ciruelas pasas secas y quítele los huesos.
  • Hervir cinco tazas de agua y agregar a las ciruelas pasas sin hueso hasta que estén totalmente sumergidas.
  • Después de remojarlos durante casi 24 horas, mézclelos junto con el agua que se usó para remojar.
  • Filtra el jugo claro con un colador.
  • Combine el jugo con el agua hervida restante.
  • Tómelo fresco y guarde el jugo restante en el refrigerador. Se mantiene fresco durante una semana.

7. jugo de manzana

  • Contiene poderosos antioxidantes como flavonoides y fitoquímicos que eliminan los radicales libres del organismo.
  • El consumo regular reduce el riesgo de cáncer de esófago, laringe, colon y pulmón.
  • El hierro aumenta la hemoglobina y ayuda a prevenir la anemia.
  • Elimina las toxinas como el plomo y el mercurio del cuerpo.
  • La fibra insoluble ayuda a reducir la indigestión y mejora las deposiciones.
  • La vitamina C evita las infecciones y desarrolla la inmunidad.

Cómo hacer:

  • Pelar la piel y cortar pequeños trozos de manzana.
  • Agréguelas a suficiente agua y hiérvalas.
  • Deje que se enfríe y mézclelos con agua.
  • Sirva jugo de manzana fresco y puede agregar jugo de limón para mejorar el sabor.

8. Jugo de granada

  • Contiene grandes cantidades de fibra que ayuda a tratar el estreñimiento.
  • Ofrece niveles perfectos de hierro previniendo el riesgo de anemia.
  • La vitamina C para absorber el hierro de los alimentos, ayuda a reparar los tejidos, forma los huesos y ayuda al desarrollo mental del bebé.
  • La vitamina K fortalece los huesos y es una cura maravillosa para la coagulación de la sangre.
  • El folato lo protege de los defectos del tubo neural
  • Los componentes polifenólicos de la fruta protegen el cerebro.
  • Satisface tus necesidades calóricas y te mantiene hidratado.

Cómo hacer:

  • Pon los arilos de granada en una licuadora y licúa hasta que estén bien triturados.
  • Use un colador para filtrar el jugo.
  • Puede usar una espátula para presionar la pulpa contra el tamiz.
  • Tenlo fresco.

9. Jugo de uva

  • El magnesio en las uvas ayuda a aliviar los calambres del embarazo.
  • La fibra funciona en gran medida para facilitar la digestión y trata el estreñimiento.
  • Reduce el estrés y es útil para las mujeres embarazadas antes del trabajo de parto.
  • Los antioxidantes como el flavón, las antocianinas, el linalol, el geraniol y el tanino ayudan a combatir las infecciones y aumentan la inmunidad.
  • Grandes cantidades de resveratrol controlan los niveles altos de colesterol.

Cómo hacer:

  • Remoje las uvas en un intestino grueso lleno de agua y enjuáguelas bien.
  • Póngalos en una licuadora y agregue azúcar si es necesario.
  • Agrega agua y licúa hasta obtener una consistencia suave.
  • Colar el jugo con un filtro.
  • Puede agregar una pizca de sal o jugo de limón fresco para mejorar el sabor.

10. Jugo de guayaba

  • Rico en vitamina C, mejora el metabolismo y la inmunidad.
  • Controla los niveles de presión arterial y reduce el riesgo de aborto espontáneo y partos prematuros.
  • Controla los niveles de azúcar en sangre y previene la diabetes gestacional.
  • La fibra juega un papel clave en la prevención del estreñimiento y otras molestias digestivas.
  • Rica en licopeno y vitamina C, combate el cáncer.
  • La vitamina A ayuda a mejorar la vista tanto de la madre como del bebé.
  • El magnesio presente en grandes cantidades ayuda a relajar los nervios y los músculos.

Cómo hacer:

  • Pelar y picar la guayaba en trozos pequeños.
  • Poner en una batidora junto con un poco de agua y un poco de azúcar.
  • Filtra el jugo con un colador.
  • Puede agregar un poco de jugo de limón fresco o jengibre para darle más sabor.
  • Tómalo de inmediato.

11. Jugo de durazno

  • Súper rico en vitamina C que ayuda en la absorción de hierro y el desarrollo fetal.
  • El ácido fólico previene los defectos del tubo neural en los bebés.
  • El potasio ayuda a minimizar el mareo, la ansiedad, la fatiga y los pies y tobillos hinchados.
  • Facilita las deposiciones y se ocupa de los problemas de digestión con su contenido óptimo de fibra.
  • Actúa como un agente desintoxicante natural y elimina las toxinas.
  • Los niveles saludables de betacaroteno estimulan el sistema inmunológico.
  • Posee propiedades antieméticas que alivian las náuseas matutinas.

Cómo hacer:

  • Pelar, quitar el hueso y sacar la pulpa fresca del melocotón.
  • Póngalos en una licuadora con un poco de agua y mezcle hasta obtener una consistencia suave.
  • Agrega suficiente azúcar y licúa nuevamente.
  • Filtrar el jugo por un colador y tenerlo fresco.

12. Jugo de fresa

  • Rica fuente de vitamina C que refuerza la inmunidad y normaliza la presión arterial.
  • El manganeso actúa como un agente antiinflamatorio y combate los radicales libres.
  • El potasio ayuda al funcionamiento normal del corazón.
  • El yodo es útil para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé.
  • Los azúcares naturales presentes en él estimulan la actividad mental y la memoria.
  • Las vitaminas A y E se conocen como "vitaminas de la belleza" que le dan brillo a la piel.
  • Las endorfinas en el jugo de frutas mejoran el estado emocional de la madre embarazada.

Cómo hacer:

  • Enjuaga y pica las fresas en trozos pequeños.
  • Agregue suficiente azúcar y mezcle todo hasta obtener una consistencia suave.
  • También puede agregar un poco de jugo de limón fresco para realzar el sabor.
  • Usando un colador, filtre el jugo.
  • Tome jugo fresco de inmediato con un sabor agridulce.

13. Jugo de limón

  • Lleno de vitamina C, ayuda a prevenir la fiebre, el resfriado, la gripe y también combate las infecciones.
  • Estimula el hígado y ayuda a regular las deposiciones y facilita la digestión.
  • Muy refrescante y te mantiene hidratado.
  • Rica fuente de antioxidantes que eliminan las toxinas del organismo.
  • Los niveles altos de potasio ayudan en el desarrollo de los huesos.
  • El jugo de limón tibio lo alivia de los pies hinchados.
  • Alivia el flujo de bilis y trata las náuseas.
  • Los nutrientes ayudan a controlar la presión arterial y el colesterol.

Cómo hacer:

  • Corta el limón en dos mitades y exprímelo para extraer su jugo.
  • Agrega este extracto en un vaso de agua.
  • Puede agregar azúcar o miel y consumirla fresca.

Cómo mejorar el jugo embotellado con fruta fresca

Le compré a mi esposa un exprimidor como regalo antes de la boda hace unos cinco años. Desde entonces, puedo contar con las dos manos la cantidad de veces que lo sacamos para usarlo. Es la limpieza lo que realmente dificulta la racionalización del uso diario. En cambio, hemos estado recurriendo a preparar bebidas como lo hacen en su casa en Colombia: fruta fresca simplemente hecha puré en una licuadora con agua, leche y un toque de azúcar para realzar el sabor. Las bebidas resultantes son refrescantes. Son lo suficientemente delgados como para saciar la sed y se pueden tragar como un jugo colado de un exprimidor, pero tienen un poco de la textura y la calidez de un batido completo, lo que le brinda lo mejor de ambos mundos.

El otro día, cuando estábamos caminando por el supermercado buscando frutas para licuar, pensé: "¿Por qué hemos estado usando agua o leche todo este tiempo para nuestras mezclas? ¿Por qué no empezar con algo que ya tiene sabor?"

Así que compramos todos los tipos de frutas que pudimos mezclar que pudimos encontrar junto con todos los tipos de jugos embotellados en el pasillo de jugos, y los llevamos a casa para jugar. En aras de la simplicidad y nuestras carteras futuras, limitamos nuestras mezclas a una sola fruta mezclada en un solo jugo. Algunas mezclas eran geniales, otras pasables y algunas francamente viles (te estoy mirando, jugo de naranja con papaya).

Aquí hay algunos consejos generales que descubrimos, junto con algunas de nuestras combinaciones de sabores favoritas.

Elija la fruta adecuada

Para que el método funcione, necesita frutas que se mezclen muy fácilmente en una licuadora estándar. Las manzanas, las peras y otras frutas duras terminan dando a su jugo una textura pulposa y arenosa desagradable. Preferimos usar:

  • Bayas: Las frambuesas y las fresas eran mis favoritas. Las moras y los arándanos también funcionan bien, aunque con los arándanos, generalmente obtendrá mucho mejor sabor de los arándanos congelados de Maine que se recogen y congelan en temporada en lugar de las bayas frescas fuera de temporada que se envían desde Perú o México. Las bayas combinan bien con casi cualquier jugo embotellado, pero mis favoritos fueron con limonada y jugo de arándano.
  • Tierna fruta tropical como la papaya y el mango se mezclan bien, pero asegúrese de ser fanático de su intenso sabor antes de continuar. La piña es particularmente agradable con jugo de naranja o pomelo. Y tenga en cuenta que la papaya contiene moléculas que tienden a formar un gel extrañamente espeso cuando se mezclan y que pueden resultar viscosas. Si eres el tipo de persona a la que le gustan los plátanos, a) usa plátanos yb) no me invites a tomar algo.
  • kiwi combina bien con casi cualquier jugo, pero al igual que las bayas, me gustó más con limonada y jugo de arándano.
  • Melones como la mielada y el melón se pueden pelar y sembrar y utilizar como fruta tropical tierna. No siempre es fácil encontrar un buen melón, y los malos melones producen mal jugo. Asegúrese de que su melón esté muy maduro (huela el extremo sin tallo del melón en el supermercado para verificarlo).
  • ¡Granada! Estamos en la mitad de la temporada de la granada, cuando la fruta está en su punto más dulce y sabroso, sin dejar de proporcionar mucha de esa acidez vigorizante que la hace tan deliciosa.

Combine jugo y fruta en una proporción de 1 a 1

Medimos nuestra fruta y jugo volumétricamente y encontramos que una proporción de una taza de bayas sueltas o fruta cortada en trozos grandes por taza de jugo proporcionó el mejor equilibrio entre buen sabor y una textura no demasiado espesa. La única excepción es la papaya, que debe usarse con más moderación si no desea formar una mezcla viscosa y desagradable.

Mezclar bien y colar según sea necesario

Licúa la mezcla a alta velocidad durante al menos 30 segundos para que quede completamente suave. Algunas de las frutas que usamos, particularmente las frambuesas y las granadas, tienen muchas semillas diminutas que incluso mi Vita-Prep tuvo problemas para descomponer. Si desea la máxima suavidad, cuele estos jugos a través de un colador de malla fina.

Aquí tienes tres de mis combinaciones favoritas.

El refresco: frambuesas y limonada

Incluso en invierno, este tipo sabe a puro verano en un vaso. La limonada comercial embotellada tiende a ser un poco dulce, por lo que me parece que diluirla un poco, servirla con mucho hielo y agregar un chorrito extra de jugo de limón fresco realmente ayuda a equilibrar el vaso.

The Breakfast Buddy: jugo de naranja y mangos

Hay una razón por la que todas las principales compañías de jugos de naranja tienen una versión de este sabor en su línea: las naranjas y los mangos combinan bien. Este es el más rico, grueso y abundante de todos, lo que lo hace ideal para el desayuno.

El adulto: jugo de toronja y granada

Mi favorito personal, este combina el amargor del jugo de toronja con la acidez vigorizante de la granada. Licue las semillas de granada directamente con el jugo y asegúrese de pasarlo por un colador antes de servir; las semillas de granada tienen algunos trozos duros. Esta combinación tiene un sabor fuerte y no es para todos, pero si eres un amante de la toronja, esta es la bebida para ti.


Pastel al revés de naranja sanguina y aceite de oliva

Notas sobre la receta:
• Puedes sustituir la naranja sanguina por otros cítricos, como mandarinas o mandarinas miel. Solo asegúrate de que lo que uses tenga una piel relativamente fina, ya que la fruta de piel más gruesa puede hacer que todo el pastel sea demasiado amargo.
• Trate de cortar las naranjas sanguinas lo más finas posible, o de lo contrario la médula blanca no se ablandará por completo durante la cocción, lo que no solo dejará un sabor amargo sino que también hará que el pastel sea difícil de cortar. Quieres rodajas de naranja que sean delgadas como el papel si es posible.
• Tómate tu tiempo para verter el aceite en la mezcla de huevo / azúcar para asegurarte de que se emulsione, lo que ayuda a mantener una textura aireada y uniforme en la torta final. Demasiado aceite demasiado pronto abrumaría los huevos y haría que la mezcla se rompiera.

Es posible que haya visto un pastel de aceite de oliva de naranja sanguina al revés antes, y por una buena razón: son tan bonitos, y el amargor de la naranja sanguina combina bien con el aceite de oliva. Esta es mi versión, enriquecida con un poco de agua de azahar y Grand Marnier para darle un sabor extra a naranja y sémola para darle textura. Aunque me gusta servir esto con un poco de yogur endulzado al lado, el pastel en sí no contiene lácteos. Esto le permite “envejecerlo” de manera segura en su mostrador, bien envuelto, durante varios días, ya que los pasteles a base de aceite de oliva mejoran en sabor y textura cuanto más tiempo permanecen reposados.

Ingredientes:

  • Aceite de oliva virgen extra para la sartén
  • 4 naranjas sanguinas medianas (aproximadamente 1 1⁄2 lb / 680 g)
  • 1 1⁄3 tazas de azúcar (9.3 oz / 263g)
  • 1 1⁄3 tazas de harina para pastel (5.5 oz / 156 g)
  • 1⁄2 taza de harina de sémola (2.8 oz / 82 g)
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo (0,28 oz / 8 g)
  • 1⁄2 cucharadita de sal kosher Diamond Crystal
  • 3 cucharadas de Grand Marnier (1,5 oz / 43 g)
  • 1 cucharada de ralladura de naranja finamente rallada
  • 1 cucharadita de agua de azahar o extracto de vainilla
  • 3 huevos grandes (5.3 oz / 150 g)
  • 1 1⁄4 tazas de aceite de oliva extra virgen (9,9 oz / 280 g)
  • Yogur natural de leche entera, ligeramente endulzado, para servir

Instrucciones:

Precalienta el horno y prepara la sartén: Coloque una rejilla del horno en la posición central y precaliente el horno a 400 ° F. Cubra el fondo y los lados de un molde desmontable de 10 pulgadas con aceite. Forre el fondo de la sartén con una ronda de papel pergamino y alise para eliminar las burbujas de aire. Cubre el pergamino con más aceite y deja la sartén a un lado.

Prepara las naranjas sanguinas: Coloque una naranja sanguina en la tabla de cortar de modo que los "postes" estén a su izquierda y derecha y la fruta descanse de costado en lugar de vertical. Use un cuchillo afilado para cortar uno de los postes, exponiendo una colorida ronda de fruta. Luego, corte la fruta lo más finamente posible a través de la parte más ancha, cortando rondas que no sean más gruesas que 1⁄8 de pulgada. 3 Reserva las puntas para exprimir el jugo. Retire y deseche las semillas de las rodajas y repita hasta que todas las naranjas estén cortadas (debe tener de 25 a 30 rodajas en total). Exprima los extremos reservados de las naranjas sanguinas en un tazón mediano hasta que tenga 2 cucharadas de jugo (guarde la fruta restante para hacer jugo o para otro uso).

Construya la capa invertida en la sartén: Agregue 1⁄3 de taza de azúcar (2.3 oz / 66g) al tazón con el jugo y bata hasta obtener una pasta suave. Vierta la lechada en el fondo de la sartén preparada e inclínela en todas las direcciones para esparcirla por el pergamino. Coloque las rodajas de naranja en un patrón superpuesto en el fondo de la sartén y reserve.

Mezclar los ingredientes secos: En un tazón mediano, bata la harina para pastel, la sémola, el polvo de hornear y la sal para combinar y eliminar los grumos.

Mezcle los ingredientes húmedos: En un tazón pequeño, mezcle el Grand Marnier, la ralladura de naranja y el agua de azahar y reserve.

Batir los huevos y el azúcar: En una batidora de pie equipada con el accesorio para batir (o en un tazón grande si usa una batidora de mano), bata los huevos y la 1 taza de azúcar restante (7 oz / 200 g), comenzando a fuego lento para romper los huevos y aumentando gradualmente a alto, hasta que la mezcla esté muy ligera, espesa y pálida, y se caiga del batidor o de los batidores de vuelta al recipiente en una cinta que se disuelve lentamente, aproximadamente 5 minutos (con una batidora de mano, esto tomará varios minutos más).

Batir en el aceite: Con la batidora aún a alta velocidad, vierta gradualmente el aceite y bata hasta que esté completamente incorporado y la mezcla esté aún más espesa (se reducirá ligeramente en volumen).

Alterne la adición de ingredientes húmedos y secos: Reduzca la velocidad de la batidora a baja y agregue la mezcla de harina en 3 adiciones, alternando con la mezcla de Grand Marnier en 2 adiciones, comenzando y terminando con los ingredientes secos. Después de la última adición de harina, detenga la batidora y use una espátula grande y flexible para doblar la masa varias veces, raspando el fondo y los lados del tazón para asegurarse de que esté uniformemente mezclado.

Llena la sartén y hornea: Vierta suavemente la masa sobre las rodajas de naranja sanguina, asegurándose de no molestarlas, y alise la parte superior. Transfiera el pastel al horno e inmediatamente reduzca la temperatura a 350 ° F. Hornee hasta que la parte superior esté dorada, el centro esté firme al tacto y un probador de pasteles o un palillo insertado en el centro salga limpio, de 35 a 45 minutos.

Enfriar y desmoldar el bizcocho.: Transfiera el molde a una rejilla y deje enfriar el bizcocho durante 15 minutos. Pasa un cuchillo delgado por los bordes del pastel y quita el anillo exterior (ten cuidado, ya que algunos de los jugos del pastel podrían correr). Invierta el bizcocho sobre una rejilla y retire la base circular. Retire con cuidado el pergamino y deje que el pastel se enfríe por completo. Para obtener el mejor sabor y textura, envuelva el pastel en plástico y déjelo reposar a temperatura ambiente durante al menos un día antes de servir.

Atender: Cortar y servir con yogur endulzado.

Reimpreso de Dessert Person. Copyright © 2020 por Claire Saffitz. Copyright de las fotografías © 2020 por Alex Lau. Publicado por Clarkson Potter / Publishers, un sello de Random House, una división de Penguin Random House. ¡Compre Dessert Person e inscríbase en la clase de Claire & # 8217s aquí!


Beneficios potenciales para la salud del jugo de granada

Las investigaciones indican que el jugo de granada tiene varias propiedades clave que pueden ayudar a mejorar su salud en general.

Riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares

Las granadas tienen una buena cantidad de compuestos polifenólicos llamados punicalaginas o elagitaninos. Estos antioxidantes benefician a su sistema cardiovascular, ayudándolo a evitar que las paredes de las arterias se espesen y reduciendo la acumulación de colesterol y placa. También se ha demostrado que el jugo de granada contiene cantidades significativas de antocianinas y antoxantinas que apoyan la buena salud del corazón.

Apoya la salud de las articulaciones

Las granadas contienen antioxidantes que también tienen propiedades antiinflamatorias. Estos antioxidantes pueden tener un papel en la reducción de la osteoartritis, ya que se ha demostrado que tienen un efecto moderador sobre la formación de citocinas inflamatorias. La investigación inicial también muestra que el jugo puede ayudarlo si padece afecciones como artritis reumatoide, enfermedad inflamatoria intestinal u otras enfermedades inflamatorias.


Los beneficios para la salud del jugo de granada

Desde reducir la inflamación hasta reducir los niveles de colesterol, el jugo de granada se ha relacionado con una serie de beneficios para la salud.

1. El jugo de granada está lleno de antioxidantes

El jugo de granada es rico en punicalaginas, que son antioxidantes extremadamente poderosos. Los niveles de antioxidantes del jugo de granada son potentes: se ha descubierto que el jugo tiene tres veces la actividad antioxidante del vino tinto y el té verde, según una investigación de principios de octubre de 2000 en el & # 8203Diario de la química agrícola y alimentaria.

Pomegranate juice is also rich in compounds called polyphenols, which have anti-inflammatory and antioxidant effects, per a March 2014 report published in ​Advanced Biomedical Research​. More research needs to be conducted, but preliminary investigations suggest it may help fight prostate, breast, lung, colon and skin cancers.

People with diabetes who drank 1.1 cups (250 ml) of pomegranate juice daily lowered two inflammatory markers — CRP and interleukin-6 — by 32 and 30 percent, respectively, according to one March 2014 study in the ​Journal of Research in Medical Sciences​. Chronic inflammation has been linked to a host of health conditions, so nutrients with anti-inflammatory functions may be helpful in staving off such conditions.

2. Pomegranate Juice May Improve Heart Health

Pomegranate juice may have positive effects on cardiovascular disease, per an April 2013 study in ​Rambam Maimodies Medical Journal​. It concluded that the juice markedly decreases the risk. The juice protects cholesterol from oxidation, which reduces the development of atherosclerotic plaque, and the likelihood of its consequences such as heart attacks and stroke.

Research suggests that pomegranate juice may help reduce high blood pressure, which is one of the major risk factors for heart disease, per a January 2017 review in ​Pharmacological Research.

Pomegranate juice and cholesterol also appear to share a positive relationship: A handful of small studies suggest that drinking the juice may help lower levels of bad cholesterol, according to the Mayo Clinic, though more research is needed.

Should You Drink Pomegranate Juice to Lower Cholesterol?

While studies seem to suggest that drinking pomegranate juice might lower cholesterol, the overall evidence is mixed, according to the Mayo Clinic.

Some researchers suspect that pomegranate juice may block or slow the buildup of cholesterol in the arteries of people who are at higher risk of heart disease.

Plus, the high antioxidant level of pomegranate juice is thought to provide several heart health benefits, including reducing low-density lipoprotein (LDL, or "bad") cholesterol.

While drinking pomegranate juice may help lower cholesterol levels, the Mayo Clinic recommends people speak with their doctor before drinking it with that purpose in mind. This is especially important because pomegranate juice may interfere with certain medications.

Juicing to lower cholesterol is a practice some people swear by, but it's not a remedy that's been proven to work for everyone. There's no specified prescription for much pomegranate juice you should drink to lower cholesterol levels.

3. Pomegranate Juice May Help Fight Infections

Pomegranate's benefits also include antimicrobial effects.

An October 2017 study published in ​Biomed Research International​ evaluated the action of the peel and juice extract on some of the main bacterial strains responsible for dental cavities. Although it was a test-tube study, it's worth mentioning because of the promising results researchers determined that pomegranate juice could help prevent and treat dental cavities.

4. Pomegranate Juice May Be a Good Pick for Pregnant People

Drinking pomegranate juice during pregnancy may help protect the brains of infants if they are deprived of oxygen before birth, according to an early June 2005 article for ​Pediatric Research​.

In their study, researchers fed pomegranate juice to rats during the last trimester of pregnancy and while the newborn rats fed from their mothers. The rat pups from mothers that drank pomegranate juice showed less damaged brain tissue after being deprived of oxygen for 45 minutes.

Because of these findings, researchers suggest that consuming pomegranate juice during pregnancy may protects infants' brains. Of course, more evidence is needed to support these benefits for human infants.

Additional research suggests that drinking pomegranate juice may hold promise for preventing preeclampsia, growth restriction and preterm birth, per May 2012 research in the ​American Journal of Physiology, Endocrinology and Metabolism​.

Again, more studies are needed to confirm these potential benefits.

Does Pomegranate Juice Help You Lose Weight?

Pomegranate juice and weight loss are are sometimes linked to each other.

While pomegranate juice is packed with vital nutrients, there is insufficient evidence that it helps directly with weight loss.

That said, pomegranates ​could ​be helpful for maintaining a healthy weight.

Pomegranates are loaded with antioxidants and polyphenols, and researchers, while cautioning more research is needed, believe that it is these compounds that are responsible for pomegranate's anti-obesity effects, according to a June 2012 study in ​Nutrición​.

Even so, it's important to remember that pomegranate juice lacks fiber and contains a lot of sugar, a combination that may counter your weight loss goals.


Ver el vídeo: PRUEBA DE SABORES Cesarthefit ft Julian TanakaPROSCIENCE (Enero 2022).